Es bueno aprender escuchando – Escucha canciones en francés para poder entender mejor

Aprender un idioma nuevo siempre es un desafío para todos aquellos que desean emprender esta complicada actividad, pero no es una misión imposible como la quieren pintar algunos. De hecho, puede ser una actividad realmente sencilla cuando se utilizan los mecanismos necesarios para llevarla a cabo, incluso si hablamos de un idioma relativamente complicado como lo es el francés. Aprenderlo puede ser mucho más fácil de lo que muchos se imaginan.

Existen muchos cursos altamente eficaces para aprender francés en un plazo relativamente aceptable de tiempo, en los cuales se exploran todo tipo de actividades didácticas y no tan didácticas para lograr un habla fluida y casi nativa de ser posible. Entre todas las cosas que podemos hacer para ayudarnos a hablar francés destaca la buena música, la cual nos puede ayudar mucho más de lo que pensamos a lograr nuestro propósito. A continuación, algunas opciones que podemos agregar a nuestra lista de reproducción.

Je Veux de ZAZ

Una de las mejores opciones para aprender a hablar un francés bonito definitivamente es la hermosa canción Je Veux de ZAZ, la cual hace que se nos sea imposible quedarnos callados y no tararearla cuando comienza a sonar. Es tan pegajosa que no deja indiferente a nadie que la escuche, sobre todo si esta persona tiene un interés particular en saber cómo pronunciar cada una de las palabras allí mencionadas. Definitivamente, no puede dejarse por fuera esta obra maestra al momento de aprender este bello idioma.

Entre todos los temas de aprendizaje que podemos practicar con esta canción destacan el correcto uso de los posesivos y las diversas formas en las que podemos usar la negación. Adicional a eso, tienen una sintaxis increíblemente distinta al español, lo que representa un verdadero reto para todos los que aún no tienen conocimientos muy básicos del francés y el uso de sus diversos tiempos verbales.

Je suis liquide de Jeanne Cherhal

Esta bellísima canción también nos ofrece una oportunidad grandiosa para practicar el francés y disfrutar de una hermosa pieza de arte al mismo tiempo. Al igual que el caso anterior, esta canción es sumamente pegajosa y muy difícil de sacar de la mente cuando ya ha sido escuchada, aunque sea solo una vez. Es tanto lo que se puede aprender y practicar con ella que será una herramienta fija para los que deseen mejorar su pronunciación.

Je suis liquide es una fabulosa lección para una gran cantidad de temas importantes para tener nociones básicas sobre cómo funciona el francés. Entre los mismos destacan la afirmación, la negación, la comunicación de deseos, de inquietudes, entre otros.

La vie en rose de Edith Piaf

La vie en rose es una pieza infaltable en una lista de este tipo. Este clásico de la música francesa viene de una de sus mejores intérpretes en toda su historia, por lo que nos brinda la posibilidad de disfrutar del buen arte mientras aprendemos a hablar francés de una forma muy elegante. Algo que destacar de Piaf en esta interpretación es que su uso de las r es muy enfático y fuerte, lo que puede ser de gran ayuda para quienes tienen dificultades en este sentido.

Sobre El Autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados